viernes, 17 de junio de 2011

Las carpetas anticipadas.


Por: Luis E. Llanes
Por regla general, cuando un creyente aspira a estudiar en un Instituto Bíblico, se le entrega por anticipado las carpetas de trabajos previos a las materias que van a cursar. Esta formalidad tiene por objeto preparar con antelación al alumno, para cuando entre en su actividad de clase, esté adentrado con el material de estudio a cursar.
La ventaja de esta actividad previa a los estudios formales en clase es que el alumno no entra desorientado en cuanto a la materia a estudiar ayudándole a una mejor comprensión, preparación y ahorro de tiempo durante el concurso de la clase.

Dada la ayuda que es una carpeta de trabajo anticipado, las preguntas que surgen son: ¿qué es una carpeta anticipada?, ¿cuál es la finalidad de una carpeta anticipada?, ¿Cuáles deben ser las características esenciales de una carpeta anticipada? Trataremos de dar respuesta a estas preguntas para ayudar en la efectividad de esta herramienta didáctica:

1ro. ?Qué es una carpeta anticipada?.- Una carpeta anticipada es una herramienta didáctica suministrada por la Escuela como trabajo previo para ser realizado en casa antes de ingresar formalmente en el plantel. Consiste en una serie de preguntas y trabajos para ser contestadas y realizados por el alumno, alusivas a una materia determinada, antes de entrar a estudiar en el centro docente.

2do. ¿Cuál es la finalidad de una carpeta anticipada? Por regla general, las personas que no han ido a un Instituto Bíblico no han tenido ningún tipo de estudio sistematizado sobre las materias que van a estudiar. La carpeta tiene la finalidad de ponerlo al día con el material de estudio antes que entren en su actividad en clase.

3ro. ¿Cuáles deben ser las características de una carpeta anticipada? En primer lugar, claridad. En segundo lugar, que contenga los elementos esenciales de la materia a estudiar y en tercer lugar que no contenga elementos que no se avengan con la materia propuesta.

4to. ¿Cómo debe estar estructurada una carpeta anticipada? A la hora de confeccionar una carpeta para colocarla en manos de un alumno, tenemos que tener en cuenta, primero: La posible falta de conocimientos del alumno y segundo, que es, en el centro docente, y con la ayuda del maestro, que el alumno va a estudiar, aprender y a aplicar los conocimientos. Con esto queremos decir que una buena carpeta anticipada excluye el elemento interpretativo y debe centrarse en el elemento documenta. Mas bien en "qué es lo que dice", que "en lo qué quiere decir".

Supongamos que a un alumno se le entrega una carpeta sobre el Libro de Génesis. Llegó al capítulo 3 y encuentra la pregunta: ¿cuál fué la maldición que cayó sobre la serpiente y que quiere decir "enemistad pondré entre ti y la mujer, entre tu simiente y la simiente de ella".



En primer lugar esta pregunta incluye dos aspectos, uno de carácter informativo y otro de carácter interpretativo. El aspecto informativo está en orden porque esto es lo que se pretende, que el alumno se adentre en el contenido del libro. El otro aspecto es de carácter interpretativo (¿qué quiere decir?) lo cual está fuera de orden. Este aspecto se consideraría en la clase y bajo la dirección del maestro, ya que para esto el alumno necesitaría ayuda bibliográfica para su investigación y explicación del maestro para su comprensión.

La carpeta no es parte de un sistema de estudio por extensión, sino que es parte de un sistema de estudio residencial que pone en forma al alumno de antemano y que cuenta con los elementos necesarios para su investigación y aprendizaje dentro del plantel.

En relación a los libros poéticos y proféticos, es necesario que la persona que vaya a realizar los trabajos exigidos por una carpeta anticipada sobre ellos, deba tener conocimiento de lengua y literatura. Los libros proféticos están cargados de poesía, las figuras retóricas abundan, las formas del lenguaje, en su más amplia expresión y belleza, proliferan en estos escritos; y esto vale para los libros poéticos con más razón. Es imposible crear un cuestionario sobre estos libros si desconocemos las bases sobre las cuales están escritos, además, el alumno debería tener cierta base de conocimiento secular para poder entender conocer todas las figuras de pensamiento que utiliza el escritor para revelar aspectos de la verdad divina.
En relación a los libros proféticos añadimos la necesidad de que el alumno conozca la historia y la geografía bíblica, ya que la profecía está dada dentro de un contexto geográfico e histórico específico y su cumplimiento tiene que ver con naciones que en regiones específicas desarrollaron sus vidas.
Estos aspectos son necesarios que se tengan en cuenta al pensar en la estructura de una carpeta anticipada de este tipo.

Las ejercitaciones de una carpeta anticipada tienen que estar acordes con las características de la materia que se va a enseñar. Hay materias netamente bíblicas, históricas, “parabíblicas”, etc. Aún, dentro del estudio de los libros de la Biblia, hay variedad de temas que particularizan el tipo de carpeta que ha de confeccionarse.

Para confeccionar una carpeta para el estudio de un libro de la Biblia es necesario analizar las características de ese libro: su contenido histórico, su contenido doctrinal, su contenido poético, su contenido profético, etc.

La amenidad y singularidad de una carpeta anticipada estriba en la capacidad que tengamos en adaptar los ejercicios a las características específicas del libro. Algunos se adaptan mejor a un sistema de preguntas bien estructuradas que van corriendo a través del libro poniendo de relieve los detalles del contenido. En otros se puede aplicar una variedad de ejercitaciones capaces de desentrañar el contenido del libro. En otros casos se pueden aunar preguntas, ejercicios de investigación interna, cuadros clasificadores dentro de los cuales el futuro alumno pueda ubicar los diferentes aspectos del tema que trata el libro, lista de palabras importantes, extracción de acontecimientos importantes, comparación de pasajes paralelos, etc.
Todas las ideas anteriores y sobre todo la capacidad creativa del profesor podrán aportar elementos que harán más amena la carpeta que evitará que el alumno se vea inmerso en un mar de preguntas donde no hay un puerto donde terminar el viaje.

En la confección de una carpeta anticipada se necesitan creatividad, amenidad y gusto, y para esto, el que la confecciona, tiene que dominar el arte de preguntar, debe tener capacidad analítica, habilidad inductiva y capacidad creativa. El asunto es más complejo de lo que pensamos. No es hacer preguntas sin propósitos, o llenar una carpeta donde abunden las preguntas. El objetivo más importante en todo esto es preparar y predisponer al futuro alumno para la comprensión del contenido por medio de la información previa obtenida.


© Luis E. Llanes. Ministerio Luz y Verdad. Puerto Madryn, Chubut, República Argentina. Alba L. Llanes. EDICI. Rancho Cucamonga, CA, USA.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.