viernes, 17 de junio de 2011

El Plan de Estudio. Los contenidos procedimentales.

Por Alba L. Llanes.

Se denominan “Contenidos procedimentales”[1][1] al conjunto de saberes sobre procedimientos, estrategias y técnicas, tanto intelectuales (análisis, creatividad, metacognición) como físicas (destrezas y habilidades corporales y manuales), que el maestro puede enseñar y el alumno aprender, y que tienen como objetivo habilitar a este último para realizar determinadas actividades mentales y físicas. Tienen que ver con la dimensión pragmática del saber.

En el marco del proceso de enseñanza – aprendizaje de la Teología, los contenidos procedimentales son un saber hacer de carácter intelectual, que el alumno debe adquirir a la par que recibe los contenidos conceptuales doctrinales.

En el aspecto de la enseñanza, debemos tener en cuenta que el maestro no sólo es un transmisor de las verdades recibidas en el cuerpo de la revelación. Ese es solo un aspecto de toda la actividad magisterial. El maestro también guía al alumno hacia cómo desarrollar su propio proceso de aprendizaje, cómo ir al mundo del saber, en este caso del saber teológico, y extraer por sí mismo, con criterio propio y capacidad de análisis y valoración, todo lo que necesita para ampliar sus conocimientos, y para crecer en la gracia de Dios.

Usando una serie de metáforas y figuras bíblicas, podemos decir que el aprendizaje de los mismos proveerá al alumno:

Primero, de “herramientas” intelectuales para “cavar y ahondar”, con el fin de extraer de la fuente, el agua más pura; de la mina, el metal más precioso; con el fin de encontrar “la roca”, sobre la cual asentará el “fundamento” y construirá el “edificio” de la vida cristiana.

Segundo, de “herramientas” valorativas para “examinarlo todo y retener lo bueno”, que le permitan ejercer su derecho al “libre examen” (no a la libre interpretación) en el marco del respeto a la Palabra de Dios y la humildad de corazón.

Tercero, “herramientas” didácticas que lo capaciten para transmitir a otros las verdades aprendidas (habilidades comunicativas), para “ir y hacer discípulos a las naciones, enseñándoles…”. En este sentido es sumamente importante recalcar que no estamos hablando de que todos los alumnos van a llegar a ser maestros, pues esto tiene que ver con la vocación y con el llamamiento. A lo que nos referimos es, al menos, que adquieran las herramientas básicas, esenciales, para transmitir a otros, de manera comprensible, las verdades del Evangelio.

Los contenidos procedimentales en la enseñanza de la Teología apuntarían, por tanto, a la adquisición de:
a) herramientas exegético – hermenéuticas;
b) destrezas relacionadas con la investigación y el análisis;
c) capacidades valorativas y críticas;
d) habilidades comunicativas para transmitir lo aprendido.

Una serie de verbos nos permiten entender cuáles son los tipos de conocimientos procedimentales que deberían ser incluidos en cualquier Plan de Estudio ya fuera bíblico, teológico o ministerial. Estos verbos nos permiten tener una idea más exacta del tipo de actividades de aprendizaje que debemos elaborar, como maestros, para que los alumnos adquieran conocimientos y práctica de las destrezas, habilidades y estrategias procedimentales.

· Contenidos procedimentales relacionados con la búsqueda y procesamiento de información: indagar, identificar, extraer, clasificar, distinguir, relacionar, inferir, definir, enumerar, describir, resumir, sintetizar (categorizar, crear, diseñar, organizar, reconstruir).

· Contenidos procedimentales relacionados con el análisis crítico y la valoración de la información adquirida: comparar, apreciar, juzgar, evaluar, cuestionar, justificar, discutir, extraer conclusiones, defender, adherirse.

· Contenidos procedimentales relacionados con la organización de la información adquirida: jerarquizar, ordenar, elaborar, combinar, relacionar, integrar.

· Contenidos procedimentales relacionados con la aplicación de los conocimientos adquiridos: ejemplificar, cambiar, demostrar, manipular, operar, extraer implicaciones.

· Contenidos procedimentales relacionados con la identificación del alumno, en relación con el conocimiento adquirido: adherirse, identificarse, asumir, comprometerse, actuar.

· Contenidos procedimentales relacionados con la transmisión de los conocimientos adquiridos: responder, discutir, exponer, explicar, justificar, argumentar, proponer.

© Luis E. Llanes. Ministerio Luz y Verdad. Puerto Madryn, Chubut, República Argentina. Alba L. Llanes. EDICI. Rancho Cucamonga, CA, USA.









[1][1] Según clasificación de César Coll.

1 comentario:

  1. ana delaida jimenez cantillo28 de febrero de 2012, 12:16

    es muy bueno este programa pero no es el que necesito asi que traten de mejorar

    ResponderEliminar

Compártalo en